Quiero aprovechar que el tema de la Amazonia logró un spotlight gigante para hablarles del segundo gran ecocidio que ocurre en la misma selva suramericana.

El Arco Minero del Orinoco es un territorio de 111.846,46 Km2, representa el 12% del territorio de Venezuela – abarca casi todo el norte del estado Bolívar y el noreste del estado Amazonas formando parte de la Amazonia- y es dos veces más grande que la Faja Petrolífera del Orinoco

En esta extensión territorial yacen las riquezas minerales más importantes del país: oro, bauxita, diamantes y coltán (uno de los minerales de mayor demanda  en el mundo). Estos se venden a un altísimo costo en el mercado internacional y son esos números los que han motivado al régimen venezolano a su explotación.

La minería es la actividad mediante la cual se explotan o extraen minerales que se han acumulado en los suelos de un territorio y ésta a su vez tiene diversas técnicas. Una de ellas, es la minería a cielo abierto.

Ésta consiste en la aplicación de químicos como el cianuro, mercurio y ácido sulfúrico (sustancias ALTAMENTE TÓXICAS) con el objetivo de extraer los minerales de la tierra. Se ejecuta en extensas áreas de terreno, creando cráteres de grandes diámetros y excavando más a medida que se avanza en el proceso.

Esta vieja técnica ha sido PROHIBIDA en muchos países desarrollados por el daño ecológico que causan y, actualmente, es la única forma de explotación de minerales en el Arco Minero del Orinoco.

Este método genera enormes impactos ambientales en el territorio sobre el cual se desarrolla.

Algunos son:

  1. Daños a la superficie de la tierra. Destruye y cambia la forma de la corteza terrestre, formando grandes cantidades de material de desecho y alterando la morfología local.
  2. Contamina el aire. Durante esta actividad se generan grandes cantidades de materia fina – lo que conocemos como “polvillo”- pero en este caso es tóxico ya que está constituido por químicos pesados. Estos son absorbidos por animales y seres humanos.
  3. Contaminación de las aguas superficiales. Si los residuos químicos no son debidamente tratados y almacenados, pueden filtrarse hasta los caudales de agua fresca, contaminándolos y disminuyendo la flora y la fauna presente en ellos.
  4. Daños a acuíferos subterráneos. Los desechos contaminados suelen ser lavados por el agua de lluvia, la cual se filtra hacia el subsuelo, ocasionando la contaminación de los yacimientos de aguas subterráneas.

La Dra. Nalúa Rosa Silva Monterrey, Coordinadora del Centro de Investigaciones Antropológicas de la UNEG, expone en un artículo publicado en derechos.org.ve lo siguiente: “El Arco Minero comprende tanto la margen derecha como la margen izquierda del Orinoco y va desde el río Apure, tierra de la comunidad indígena Pumé, pasando por Palital (reconocida zona de los indígenas Kari’ña) hasta el límite con el Estado Delta Amacuro en Barrancas, es decir, zona de los Warao, por la margen izquierda”.

Es decir que más de diez comunidades indígenas coinciden con la actividad extractivista (la minera), porque se ubican, desde tiempos ancestrales, en el área delimitada.

Silva agrega también que según el último estudio ratificado por la Universidad de Oriente (UDO), “los habitantes yeku’ana tienen 40 veces más mercurio permitido en pelo que lo permitido por la Organización Mundial de la Salud”.

Por su parte, el antropólogo con aporte teórico y práctico de los pueblos originarios, Ronny Velásquez, coincide en que “puede generalizarse y afirmarse que todas las comunidades que están cercanas a los ríos o caños, que poseen oro o arrastran oro aluvional, son afectadas por el mercurio. Además, los mismos mineros acaban con sus ecosistemas y con los animales que generalmente comen”.

En conclusión y lo que quiero que entiendan es que este proyecto del Arco Minero del Orinoco, debido a su amplitud y método de realización, deja efectos irreversibles en una región que comprende las últimas reservas de agua en el mundo, como lo es Venezuela. Además se podría ver afectada la dinámica eléctrica nacional e impulsar el etnocidio y proceso migratorio de las comunidades ancestrales de esta tierra.

SI quieren saber más, les recomiendo leer este reportaje del cual utilicé información para generar este artículo –> Haz click aquí